Chequeos médicos sencillos que todas deberíamos hacer

Chequeos médicos sencillos que todas deberíamos hacer

Feb 19, 2024Mar Fondevila Cornado

¿Con qué periodicidad hay que someterse a los chequeos médicos? ¿Son determinantes para librarse de padecer problemas de salud?

Ante todo, hay que tener claro que no es lo mismo un chequeo básico y preventivo que otro más complejo y que incluya pruebas específicas.

Tampoco son iguales las pautas para pacientes que no tienen síntomas de enfermedad que para aquéllos que presentan antecedentes o tienen determinados factores de riesgo. Y, por supuesto, también varían según la edad y el momento vital.

Los chequeos generales indiscriminados sobre población sana son actualmente motivo de debate y controversia, de hecho, en España, en Atención Primaria no se hacen chequeos sino que se aplican recomendaciones preventivas a los pacientes que acuden a las consultas, según su edad y sexo. 

Chequeo médico completo

Los expertos coinciden en que es recomendable realizar un chequeo general tipo. Es aconsejable realizar una visita al médico de cabecera para que, según nuestra edad y situación personal y antecedentes, determine si es necesario realizar algún tipo de exploración adicional. Esta prueba incluye: una exploración clínica básica, una historia clínica, un análisis básico y un electrocardiograma.

Un chequeo médico debe revisar las cifras de glucosa , colesterol , creatinina , las defensas, y descartar una posible neumonía. Y dependiendo del resultado de la anamnesis y la exploración inicial, pueden estar indicadas otra serie de pruebas complementarias en cada caso concreto.

Podemos evitar enfermedades y detectar problemas como la pérdida de visión o audición con un simple seguimiento anual.

¿Qué pruebas se realizan en un chequeo médico?

Dependerá del tipo de paciente y de la edad, así como de sus antecedentes familiares y de sus hábitos, por ejemplo, si se es consumidor de alcohol o se fuma. En general, las pruebas más habituales son : 

Anamnesis: consiste en una entrevista que el médico realiza para conocer la historia clínica del paciente.

Una exploración física

Medición de la tensión arterial.

Analítica completa de sangre y orina.

Pruebas cardiológicas en función de los antecedentes del paciente (se realizará una prueba de esfuerzo o una valoración anatómica).

Prueba de imagen abdominal (el tipo de prueba dependerá de la edad, el estado de salud y los antecedentes del paciente).

Si el paciente ha fumado mucho, se le puede realizar una radiografía de tórax o un TAC si el especialista lo considera oportuno.

Algunos centros incluyen otras pruebas encaminadas a detectar del aparato respiratorio como una espirometría. 

A las mujeres mayores de 45 años se les realiza una mamografía .

A partir de los 50 es conveniente realizarse una colonoscopia .

Ventajas de someterse a chequeos médicos periódicos

Detección temprana de enfermedades

Estas evaluaciones médicas pueden identificar problemas de salud antes de que se manifiesten clínicamente, permitiendo un tratamiento más efectivo y menos invasivo. La selección de las exploraciones se basa en los antecedentes familiares, personales, factores de riesgo, sexo y edad del paciente, lo que garantiza una atención personalizada y dirigida, constituyendo un auténtico "traje a medida" en la detección precoz de patologías.

Corrección de hábitos dietéticos

Los chequeos médicos también brindan la oportunidad de evaluar y corregir hábitos dietéticos perjudiciales. Un profesional de la salud puede aconsejar sobre una alimentación equilibrada y adecuada para el estado de salud de cada individuo, lo que es especialmente relevante en la prevención de enfermedades crónicas, como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Diseño de un plan de ejercicio adecuado

Los chequeos médicos permiten evaluar el estado físico de una persona y, según sus necesidades y limitaciones, diseñar un plan de ejercicio adecuado. La actividad física regular no solo contribuye a mantener un peso saludable, sino que también mejora la función cardiovascular, la salud ósea y la salud mental.

Abordar los trastornos del sueño

Los problemas del sueño son comunes y pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida y la salud en general. Los chequeos médicos son una oportunidad para abordar los trastornos del sueño, como la apnea del sueño o el insomnio. La identificación temprana de estos problemas permite un tratamiento oportuno y evita complicaciones a largo plazo, como la fatiga crónica o la depresión.

Pruebas médicas según la edad

En los chequeos generales se van añadiendo pruebas o particularidades según la década de la vida, todo ello sin tener en cuenta que además son necesarias revisiones, como las de la vista y la odontología, que deberían ser anuales.

Puedes hacerte una idea de cuáles son los chequeos necesarios según la edad de cada persona en este artículo, pero siempre recuerda que esto es una recomendación y puedes pedir cualquier prueba que creas necesaria independientemente de tu edad.

De los 30 a 40 años

Hasta los 40 años, la población adulta general debería acudir a la consulta del médico si tienen algún síntoma o problema de salud. No obstante, a partir de los 40, toda persona debe incluirse en una dinámica de prevención basada en unas pruebas básicas, cada 1 o 2 años, dependiendo del tipo de prueba o exploración. En algunas de las más básicas y necesarias deben de hacernos un cribado de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o la diabetes.

En las mujeres de esta franja de edad, además de la citología para descartar cáncer de cérvix, se recomienda hacer la prueba del VPH cada 5 años, hasta los 65. Las mujeres se suman también a las pruebas de prevención de cancer de mama con las mamografías.

En esta franja de edad es importante prestar atención a los cambios o alteraciones en la piel y acudir a nuestro médico si vemos modificaciones relevantes como nuevos lunares, o bien lunares que cambian de textura o color.

Para las personas que practican deportes de alto rendimiento la prueba de esfuerzo es necesaria. Y complementaria a los análisis rutinarios que tenemos estipulados anualmente.

A partir de los 40, la revisión oftalmológica debe de ser anual y obligatoria, puesto que es cuando empiezan a aparecer enfermedades como las presbicia o la vista cansada.

A partir de los 50

Hay algunas enfermedades a las que hay que prestar especial atención, como puede ser en el caso de cáncer de colon, por lo que se recomienda la determinación de sangre oculta en heces cada dos años, entre los 50 y los 70 años.

También es importante la detección de factores de riesgo cardiovascular con toma de tensión arterial, peso y talla, cada dos años; detección de colesterol y glucemia en sangre, cada 5 años, y evaluación de hábitos tóxicos cada dos años. 

En las mujeres, y a no ser que haya antecedentes familiares, se recomienda iniciar a los 50 el cribado del cáncer de mama, con la realización de mamografías bianuales hasta los 70 años.

Debemos de tener en cuenta que la pérdida de audición o escuchar ruidos es algo normal en esta edad. Por ello debemos de hacer una revisión auditiva anual. También es más probable el riesgo de padecer enfermedades oculares como las cataratas, por ello debemos de revisar la vista concienzudamente cuando vayamos al oftalmólogo y no descuidar los consejos que nos pueda dar.


De los 60 en adelante

Además de lo recomendado en el segmento de edad anterior, se van añadiendo medidas como, por ejemplo, el consejo sobre ejercicio físico en mayores de 65 años con riesgo de caídas. Además, es a partir de esta edad cuando se abre el importante campo de la vacunación en adultos, con dos hitos fundamentales: la vacunación antigripal, de forma anual, y la antineumocócica, que puede ser con una sola dosis en caso de la vacuna conjugada, o cada 5 años, en el de la polisacárida.

Chequeos médicos específicos para mujeres

Teniendo en cuenta la edad y todas las pruebas que hemos mencionado, también queremos recordar las pruebas específicas para mujeres. Estas pueden hacerse de forma rutinaria o bien pedirlas al médico en caso de notar algún síntoma.

Examen de mamas: se puede hacer una autoexploración en casa , pero también se puede solicitar un examen clínico y profesional rutinario a nuestro médico.

Mamografía: esta prueba de rayos X específica es capaz de detectar tumores. Es recomendado hacer una a partir de los 40 años.

Citología vaginal : esta prueba ayuda a detectar posibles cánceres uterinos y algunas lesiones. No es dolorosa y es algo rutinario.

https://medlineplus.gov/spanish/healthcheckup.html

https://www.clinicasagradafamilia.com/es/blog/93/la-importancia-de-los-chequeos-medicos-periodicos-invertir-en-tu-salud 

https://www.centromedicomapfre.es/chequeos

https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/breast-cancer/multimedia/breast-self-examination/img

https://blog.aegon.es/salud-familiar/pruebas-medicas-que-conviene-hacerte-segun-tu-edad/

https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2018/10/31/chequeos-medicos-cuales-hacerse-edad-167848.html



More articles

Comentarios (0)

No hay comentarios todavía. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario